Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

Qué hacer si el mando del garaje ha dejado de funcionar

A todos nos ha pasado, llegas un día al garaje y el mando ya no abre. ¿Será la pila, será la puerta o será que el otro día se me cayó al suelo? Puede ser cualquiera o todas a la vez. 

El resultado suele ser verte golpeando desesperadamente al mando contra el volante, rezando porque en una de esas, mande la señal. Veamos pues las principales causas que pueden ocasionar que tu mando no funcione:

¿Por qué no funciona mi mando de garaje?

  1. Mando estropeado

Este seguramente sea uno de los peores escenarios posibles. Con el tiempo la mayoría de mandos acaban por estropearse. Tarde o temprano una caída o el simple uso, dañará alguno de sus circuitos internos dejándolo inservible. 
Dada esta situación nos tocará revisar el modelo de motor de la puerta para comprar así un mando compatible con la misma. Otra opción es clonar un mando que ya tengamos que siga funcionando. En ambos escenarios, la maniobra nos saldrá entre 20 y 50 euros, dependiendo del mando y de la puerta. Todo esto sin sumar las pilas, que tarde o temprano se gastarán y tendremos que volver a cambiarlas.

  1. Pilas gastadas

En este caso la solución es algo más rápida y barata. Los mandos suelen quedarse sin pilas con un uso normal cada 6-12 meses. Suele ser una de las causas más comunes en mandos relativamente nuevos. Para cambiar la pila del mando de garaje, deberás extraer la gastada y asegurarte de que compras el modelo exacto que aparece impreso en esta. Es importante prestar atención a este último paso pues con las pilas de botón, existen multitud de modelos muy parecidos pero no iguales.

  1. Mando desconfigurado

Esta situación no debería ser habitual pero puede pasarte en caso de que vivas en una comunidad de vecinos. A veces, los canales fallan y no todos los mandos se adaptan bien a ellos. En estos casos es posible que algún vecino o la propia comunidad, hayan cambiado el canal, desconfigurando así todos los mandos. Lo más recomendable en estos casos es que te pongas en contacto con el responsable de la puerta para que te indique cómo puedes volver a configurar correctamente tu mando. 

  1. Mando equivocado

Puede parecer absurdo pero, ¿a quien no le ha pasado? Con tantos mandos es sencillo confundirlos, y más si estos se parecen. Es común marcarlos con rotuladores permanentes o guardarlos en distintos sitios para tenerlos más controlados. Para solucionar esta situación, lo más habitual es probar hasta que se nos abra la puerta. 

Cómo evitar que el mando de garaje nos vuelva a fallar

Hemos visto que existen multitud de posibles razones por las cuales nuestro mando de garaje, puede no estar funcionando correctamente. La mejor solución es quizá la más evidente: prescindir por completo de los mandos de garaje. ¿Cómo es esto posible? gracias a sistemas como Easy Parking, que permiten abrir la puerta de nuestro garaje, individual o comunitario, sin necesidad de hacer uso de mandos o llaves.

Easy Parking como solución

Imagina llegar a la puerta de tu garaje y que esta se abra sola. Así funciona este dispositivo, como por arte de magia, gracias a nuestro teléfono móvil, el sistema es capaz de reconocernos y abrir la puerta cuando queremos entrar. 

Este sistema evita todos los problemas asociados a los mandos de garaje ya que nos permite usar nuestro teléfono móvil como un mando inteligente. Eso sí, no necesitaremos ni tan siquiera tocarlo, solo llevando el móvil con nosotros en el coche la puerta se abrirá como por arte de magia. Además podremos invitar a nuestros familiares o amigos y ya no tendremos que ir pasando mandos de mano en mano. 

Así de sencillo, además, en comunidades de vecinos este sistema supone un aumento considerable de la seguridad. Al eliminarse los mandos, sólo podrán acceder al edificio aquellas personas que tengan autorización, sin riesgo de que antiguos vecinos puedan seguir accediendo porque se quedaron un mando de garaje.