Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

El futuro de las comunidades de vecinos inteligentes

La comunidad de vecinos inteligente

Esta situación está afectando también en las comunidades de vecinos. No es un misterio que en los próximos años asistiremos a una revolución que nos traerá conceptos como comunidades interconectadas, accesos a edificios sin llaves y administradores de fincas online.


Esto nos presenta una nueva realidad en el que las comunidades de vecinos se vean finalmente impactadas de lleno por los avances tecnológicos. Gestiones más eficientes, vecinos menos preocupados y en definitiva, una mejor calidad de vida son algunas de las ventajas que nos traerá este nuevo concepto de comunidades de vecinos inteligentes.


Elementos de una comunidad de vecinos inteligente

Pero, ¿qué elementos serán los que hagan de nuestros edificios, comunidades inteligentes? Aquí encontramos algunos ejemplos de sistemas que hoy día ya están funcionando en cientos de comunidades de vecinos:


  1. Acceso inteligente al portal

¿No te has planteado, lo poco seguro y práctico que es acceder a tu edificio usando llaves? Es muy sencillo perderlas y sobre todo copiarlas. Cualquiera que haya tenido una llave, puede en la actualidad tener acceso al edificio si en su momento se hizo una copia. La solución a este problema puede ser incorporar un sistema de accesos inteligentes a nuestro edificio. Easy Access Contact, por ejemplo, es un sistema que elimina las llaves para siempre. Haciendo uso únicamente de nuestro teléfono móvil, podremos acceder al edificio. 
Tan sencillo como acercar el teléfono al sensor y este nos abrirá la puerta. Otra ventaja es la seguridad, podemos enviar invitaciones en caso de tener un inquilino alquilado y retirarlas cuando este abandone el domicilio, de esta forma nunca tendremos que estar preocupados por si se quedó con una copia y puede seguir accediendo al edificio.

  1. Administración de fincas online

Aquellos que vivimos en comunidades de vecinos sabemos lo tediosas que pueden llegar a ser las juntas de vecinos. Cierto es, que parece ser el ambiente idóneo para trifulcas y peleas. Por esta razón, muchos administradores de fincas están optando por organizar juntas online. A través de videoconferencias, no solo se mantiene un mayor orden y respeto, sino que además se aumenta considerablemente la asistencia de los vecinos, que pueden intervenir cómodamente desde su sofá.

  1. Control de accesos a piscinas y zonas comunitarias

Los accesos a zonas comunitarias como pistas de padel o piscinas siempre son fuente de discusiones y posibles problemas. Las llaves se pueden copiar y las tarjetas se pueden pasar, al final lo que era una zona exclusiva para vecinos acaba siendo un parque donde todo familiar o amigo acaba teniendo acceso. 
Sistemas como Easy Access Contact permiten también en estos casos ofrecer una muy buena solución. El acceso, al realizarse con el teléfono, es mucho más raro que un vecino ceda su teléfono y el sistema de invitaciones garantiza quién tiene acceso y quién no.

  1. Puertas de garaje sin mandos

El garaje, esa zona común de muy fácil acceso que pone nerviosos a tantos vecinos. La mayoría de garajes comunitarios hoy día se abren con mandos, unos dispositivos que requieren un cambio de pila cada 6-12 meses y que al cabo de un par de años lo más seguro es que dejen de funcionar. Si tu mando ha dejado de funcionar y no sabes muy bien por qué, puedes echar un vistazo a nuestro artículo sobre “que hacer si el mando de garaje ha dejado de funcionar”

Además, también sufrimos el problema de la seguridad. Los mandos son fácilmente clonables y quien tuvo un mando puede seguir teniendo acceso al garaje siga o no viviendo en la comunidad. Todo esto nos podría llevar a replantearnos si existen formas alternativas de abrir el garaje, y lo cierto es que sí. 

Easy Parking es un dispositivo que permite que la puerta de nuestro garaje comunitario se abra sola automáticamente cuando queremos entrar o salir del garaje. Así de sencillo, sin usar mandos ni llaves, el sistema es capaz de reconocer que nos aproximamos a la puerta y la abre para que podamos entrar. 
Este reconocimiento lo ejecuta comunicándose con nuestro teléfono móvil, aunque es importante recalcar que no requiere ninguna acción por nuestra parte. No estamos convirtiendo el móvil en un mando, estamos automatizando la entrada y la salida del garaje para que nosotros no tengamos que hacer absolutamente nada.

Así se encuentra el panorama actualmente, ¿y tú, conocías alguno de estos sistemas inteligentes? Infórmate, pruébalos y lleva a tu comunidad de vecinos al siguiente nivel ¿a que esperas?