Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Cómo gestionar el control de accesos en comunidades?

Sin duda alguna, disponer de zonas comunes como piscinas o pistas de pádel entre otras, son comodidades que a todos nos encantaría tener. Poder tener acceso a una piscina en la que disfrutar de una tarde de verano con nuestros hijos, o jugar al pádel sin tener que desplazarnos ni pagar una cuota extra sin duda alguna es algo que muchas familias valoran y por ello, cada vez más, las comunidades de vecinos cuentan con estas instalaciones.


Por desgracia para los administradores de fincas, no es oro todo lo que reluce. Lo cierto es que la gestión de los accesos a estas zonas comunes suele suponer un auténtico quebradero de cabeza a la hora de evitar incursiones de usuarios ajenos a la comunidad e incluso disputas entre los vecinos que acumulan deuda y aquellos que realizan sus pagos comunitarios puntualmente.


Esta problemática suele provocar más de un altercado entre los vecinos y acaba convirtiendo lo que pintábamos como un escenario idílico, en un mar de conflictos y problemas asociados a una mala gestión de estos espacios.


¿Cómo podemos solucionarlo?

Hoy día existen multitud de sistemas de control de accesos especialmente diseñados para cubrir esta problemática. A todos nos suenan los clásicos abridores de puertas mediante tarjetas magnéticas. Este es un sistema bastante común que nos permite acceder a las instalaciones acercando una tarjeta al lector instalado en la puerta.


El principal problema de estos sistemas es la dificultad de control de las tarjetas por parte de los administradores. Seguimos encontrándonos con no saber a ciencia cierta quien esta usando la tarjeta y cuando. 


Si es cierto que existen sistemas por tarjeta que permiten una actualización de los permisos vía online. De esta forma podemos activar y desactivar las tarjetas de los vecinos que así lo requieran.


¿Existe algo mejor?

De no existir, ya habríamos cerrado este post. Sin lugar a dudas, la solución más completa es Easy Access Contact de baintex. Este sistema nos permite abrir todas estas puertas usando simplemente nuestro teléfono móvil. Veamos brevemente algunas de las ventajas que nos ofrece:


1. Seguridad

No es común pasarse el teléfono móvil entre vecinos. Lo normal es que si se le da autorización a alguien, sea esa persona la que haga uso de su smartphone para acceder a las zonas comunes.


2. Comodidad

Las invitaciones al sistema se se gestionan mediante un código que los vecinos introducen en la App. Una vez registrados, ya pueden tener acceso con su teléfono sin tener que preocuparse de dónde dejaron la tarjeta para entrar a la piscina.


3. Adaptado a los mayores y niños

Existe la opción de usar tarjetas inteligentes para aquellos usuarios que no cuentan con smartphone. Estas tarjetas funcionan como un teléfono móvil y se les pueden retirar los permisos de la misma forma que a cualquier otro usuario.


4. Cero contacto

Esta ventaja ha ganado importancia con la situación asociada al COVID-19. El hecho de no tener que tocar ninguna superficie para abrir la puerta ciertamente supone una ventaja a la hora de prevenir contagios.


¿A qué esperas para probarlo? Si administras comunidades de vecinos, sin duda te interesa echar un vistazo a nuestro programa de distribuidores Baintex, donde podrás descubrir cómo además de hacer la vida más cómoda a tus vecinos, podrás generar ingresos recurrentes para tu negocio.