Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

Las 7 ventajas que te dará una casa inteligente

El término casa inteligente era algo que, hace unos años, solo podíamos contemplar en los efectos especiales de la gran pantalla. Esas casas enormes, donde por control de voz o con una palmada podían encender o apagar las luces, y subir o bajar las persianas parecía algo impensable para utilizar en nuestra vivienda. Hasta hoy.

Con los avances en las nuevas tecnologías que se han ido sumando año tras año, hoy podemos hacer que nuestra instalación sea capaz de responder a nuestras necesidades, incluso, sin que nosotros hagamos nada.

En nuestro día a día hay múltiples acciones que se realizan de manera repetitiva, como por ejemplo activar o desactivar la alarma de casa o encender las luces del jardín cuando es de noche. Estas acciones están asociadas muchas veces a tu llegada, al momento del día o bien asociadas a otra acción. Con un sistema inteligente podrás dejar de estar pendiente de todas esas cosas para poder dedicarte a lo que verdaderamente importa.

Seguro que ya habías oído hablar de todo esto, pero lo que en realidad quieres saber es exactamente de qué estamos hablando, pues bien, aquí te dejo 7 de las principales ventajas que podrás tener haciendo de tu casa un espacio “smart”.

1. Observar lo que pasa estés donde estés

Ya no solo podrás ver lo que pasa cuando salte la alarma, si no que desde tu dispositivo móvil podrás conectarte a tu hogar, en tiempo real, estés donde estés.

Siempre que hablamos de un sistema de protección para nuestro hogar lo primero que queremos es que sea seguro y siempre pensamos en que tiene que haber una alarma, pero si le añadimos la ventaja de poder observar lo que pasa en tu casa en cualquier momento, éste se hace mucho más interesante y eficaz.

Esto te permite poder cuidar de los tuyos en la distancia. Puedes saber cuando llegan los niños del colegio y estar tranquilo de que se encuentran a salvo o símplemente a que se dedica tu mascota cuando está sola en casa.

Observa todo estés donde estés

2. Olvidar las claves de la alarma para siempre

¿Qué te parece si tu alarma se activa cuando sales de casa y se desactiva cuando llegas? Así de sencillo, sin que tú tengas que hacer nada.

El mail, la tarjeta del banco, el correo del trabajo...Tener una clave más que recordar en el mundo digital en el que vivimos es un tanto engorroso. Por ello, poder llegar a casa y que se desconecta la alarma sólo al detectar nuestra presencia, sin tener que introducir ninguna clave y sin tener que ir con prisas es una gran ventaja.

3. Dejar de preocuparte por lo que está ocurriendo en tu hogar.

Esta ventaja también está muy ligada a poder observar todo desde cualquier lugar, es decir, el sistema te va a mantener informado por medio de notificaciones siempre que ocurra algún imprevisto o aspectos de tu instalación que puedan ser de tú interés. Como que nos hemos dejado una ventana abierta o saber, simplemente, cuándo llegan nuestros hijos del colegio.

4. Evitar accidentes domésticos.

Todos sabemos que los niños, en muchas ocasiones, son incontrolables y lo tocan todo. Teniendo un dispositivo de seguridad en la cocina podemos controlar el encendido involuntario de varios electrodomésticos además de identificar un descuido u olvido en los mismos para así evitar que ocurra un accidente.

Además, sumado a los incidentes en la cocina, las fugas de agua son otro de los quebraderos de cabeza que podemos llegar a tener en nuestro hogar. Con un sistema inteligente podemos identificar una fuga tan pronto como se produzca e incluso cortar el suministro de agua inmediatamente evitando así daños mayores en nuestra instalación.

5. Controlar todo desde un único sistema

Gestiona todo desde una misma aplicación y disfruta de un sistema cuyos dispositivos se complementan unos a otros llegando a poder gestionar tu casa desde dentro pero también cuando estás fuera. Todo ello gracias a internet y las nuevas tecnologías. Desde hace unos años los smartphones y teléfonos de última generación nos hacen la vida mucho más fácil. Su uso en la la domótica del hogar nos abre una puerta más al control y automatización de nuestra vivienda.

6. Automatizar tu instalación

Una de las características que mejor define a las casas inteligentes es lo que en Baintex llamamos el Control Pasivo, es decir que la casa responda a nuestras necesidades anticipándose a lo que puede ocurrir en un momento determinado. Es decir, el sistema automatizado puede actuar ante diferentes tareas influido por muchos desencadenantes como pueden ser una determinada hora del día, otro dispositivo o simplemente tu presencia o ubicación.

Por lo tanto, un hogar automatizado y adaptado a tu día a día hace que puedas dedicarle más tiempo a tu familia, a tus amigos o simplemente a relajarte.

automatizar luces

7. Colaborar con un consumo energético responsable

Con el dispositivo electrónico adecuado podemos conseguir un ahorro en el consumo energético de nuestro hogar. Por ejemplo, teniendo nuestro dispositivo conectado a internet éste puede saber a qué hora anochece cada día y apagar o encender las luces del jardín de manera autónoma lo que nos ahorrará un consumo innecesario de electricidad. Otro ejemplo de ello es que utilizando un sensor de apertura podemos controlar que cuando tenemos el aire acondicionado conectado y abrimos una ventana éste se desconecta automáticamente para no perder energía y hacer un gasto extra.

Todas estas ventajas y funcionalidades las puedes conseguir con el sistema Everou de Baintex que se caracteriza por hacer de tu hogar un lugar inteligente, a través de dispositivos de domótica y seguridad que podrás instalar de forma sencilla y sin necesidad de obras en cualquier tipo de instalación.  

Ya puedes hacer de tu instalación un lugar más seguro, más funcional y confortable. Además el Sistema es escalable, para que incorpores nuevas funcionalidades a medida que aumenten tus necesidades.

¡A qué esperas! Dale vida a tu hogar para que responda a tus necesidades sin que tu tengas que hacerlo. Bienvenido a la era del Control Pasivo.