Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Cómo cambiar las pilas a un mando de garaje?

Es algo muy común, que tras varios meses de uso, los mandos de garaje comiencen a dar los primeros problemas de funcionamiento. 

Para saber la causa exacta, puedes echar un vistazo a nuestro post “Qué hacer si el mando del garaje ha dejado de funcionar” donde explicamos detenidamente las causas mediante las cuales nuestro mando de garaje puede haber comenzado a fallar.

Para los casos en los que el problema se haya en la pila, la solución es a priori bien sencilla: cambiarla.


Primeros pasos para cambiar la pila del mando de garaje

El primer paso de todos es identificar cual es el sistema de apertura del compartimento de la pila en nuestro mando de garaje. A grandes rasgos, podemos encontrarnos con dos tipos de mandos de garaje:

1. Mandos que a simple vista, tienen una pequeña pletina que haciendo un poco de presión, nos permite desplazarla o levantarla para acceder al interior del mando de garaje.

2. Mandos que cuentan con un tornillo en la parte inferior que asegura el cierre de la tapa e impide que esta se abra por accidente.

Una vez abierto el compartimento, nos encontraremos con algo similar a esto:

6ABoCVVAQXvwZtbl23HUBq0fi3s6w0uPuhMiDchP


Ahora simplemente deberemos retirar la pila con cuidado de no doblar las patillas metálicas que la sujetan y asegurarnos de comprar el mismo modelo para realizar el cambio. Es importante prestar especial atención en aquellos mandos que incluyen pilas de botón. Estas pilas suelen ser muy similares en forma y tamaño pero debemos de fijarnos en su número de serie para así poder comprar exactamente el mismo modelo con la misma potencia y capacidad.

¡Y ya hemos terminado! Una vez colocada la tapa solo nos queda probar a pulsar el botón del mando y comprobar si este nos abre la puerta.


¿Y si no tuvieras que cambiar las pilas nunca más?

Esta es la realidad con la que se encuentran los usuarios que apuestan por los Accesos Inteligentes. En este caso, Easy Parking permite abrir y cerrar la puerta de nuestro garaje sin necesidad de usar nunca más mandos de garaje. Esto no solo les ahorra el dinero y las molestias que supone el hecho de tener que cambiar las pilas al mando de garaje, también se olvidan del mantenimiento del propio dispositivo. Y es que Easy Parking, a diferencia de otros dispositivos similares, no necesita ninguna pila para funcionar. Esto implica que no tendremos que preocuparnos de realizar ningún tipo de mantenimiento a nuestra puerta de garaje. 

Como lo oyes, de hecho la puerta se abre automáticamente sin que tengas que hacer absolutamente nada. Gracias a la tecnología Bluetooth, nuestro smartphone se comunica con el dispositivo instalado en la puerta de garaje, permitiendo que esta se abra cuando nos aproximamos a ella.

¿Quien quiere mandos de garaje existiendo los accesos inteligentes? Sin duda alguna suponen el siguiente paso en la modernización de nuestras puertas de garaje. Tanto en comunidades de vecinos como en chalets particulares, los usuarios que ya lo han probado ya no volverían a los mandos de garaje. Pruébalo y cuéntanos tu experiencia.


¡Pincha aquí para saber más!