Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Cómo copiar un mando de garaje?

Primeros pasos

Antes de nada, lo más importante para saber como copiar un mando de garaje es asegurarnos que contamos con los accesorios necesarios para ello. En este caso, se trata del mando y del receptor. Es importante que entendamos cómo funcionan estos dispositivos para realizar el proceso correctamente.


  1. El mando de garaje

Todos conocemos la apariencia de este pequeño dispositivo. Su función es la de enviar las órdenes  al receptor para que este nos abra la puerta. 

Cabe destacar que no todos los mandos son iguales. Según el modelo, serán compatibles con unos u otros receptores. Existen los que se denominan mandos copiones” los cuales son capaces de memorizar el código transmitido inicialmente por otro mando. Estos mandos son verdaderamente sencillos de configurar y nos permiten quedarnos con una copia exacta del mando original con sus mismos comandos de funcionamiento.

Otra categoría dentro de los mandos son los llamados mandos de código evolutivo. Estos mandos cambian su código cada vez que lo transmiten, poniéndose de acuerdo con el receptor de la puerta después de cada transmisión. El problema de este tipo de mandos es que son incompatibles con la mayoría de mandos copiones, ya que estos no poseen la capacidad de cambiar su código automáticamente.

Por último encontramos los conocidos como mandos multifrecuencia y multicódigo. Estos mandos comportan una de las opciones más completas puesto que son compatibles con la mayoría de los receptores que existen. Es el mando ideal para evitar complicaciones, muy recomendable si queremos evitar calentarnos mucho la cabeza.


  1. El receptor

Este aparato se encuentra situado dentro de la puerta de garaje y es el encargado de enviar la señal de apertura cuando recibe la orden por parte del mando. Existen dos tipos de mandos y receptores: los originales y los genéricos. Con los originales, el juego mando-receptor ya viene preconfigurado bajo el mismo código para que ambos dispositivos se entiendan entre sí. Este código puede programarse a través de una serie de interruptores que encontramos en ambos dispositivos.


¡Pincha aquí para saber más!

¿Cómo saber la frecuencia del mando de garaje?

Muchos usuarios piensan que para saber como copiar un mando de garaje, es necesario averiguar cuál es la frecuencia para poder replicarla con nuestro nuevo mando. El problema surge cuando el anterior mando es de código evolutivo. En este caso, no existe una frecuencia determinada y tampoco podremos hacer uso de un mando copion estándar para replicar nuestro mando de garaje. Otra idea que le pasa por la cabeza a mucha gente es la de copiar la frecuencia del mando garaje con el móvil, aunque puede hacerse, no funciona exactamente de la misma manera, lo veremos a continuación.

¿Y si no tuviéramos que preocuparnos por el mando de garaje nunca más? Así de tranquilos viven los usuarios que ya han instalado Easy Parking en su garaje. Este es un sistema que nos permite abrir la puerta sin necesidad de usar mandos ni llaves. La puerta se abre sola a nuestra llegada gracias a nuestro teléfono móvil. No es necesario realizar ninguna acción más allá de acercarnos en coche y dejar que el sistema trabaje por nosotros.

Nos olvidamos de frecuencias, de mandos copiones y de todo el gasto y en definitiva tiempo que perdemos intentando hacer que la puerta funcione de la manera tradicional. Aunque a simple vista parece que lo que estamos haciendo es copiar la frecuencia del mando de garaje con el móvil, realmente estamos cambiando el método de comunicación entre el emisor y el receptor, haciendo que nuestra puerta ahora sea mucho más segura.


Peligros de copiar el mando de garaje                                                    

Cada vez son más los casos de empresas que se dedican a la copia fraudulenta de mandos de garaje para puertas automáticas tanto de chalets particulares como de comunidades de vecinos. Este hecho pone en serio riesgo a los usuarios, dejando en muchas ocasiones a sus propios mandos fuera de servicio. Con los mandos más antiguos, esta práctica es muy sencilla, ya que estos emiten un código fijo que es fácilmente identificable y replicable por cualquier persona que entienda mínimamente de mandos de garaje. Aunque la situación no mejora con los mandos de código evolutivo, pues en este caso, tras realizarse la copia, el receptor de la puerta puede bloquearse y es aquí cuando los mandos del resto de vecinos pueden comenzar a fallar.

Todos estos problemas son fácilmente evitables instalando un sistema como Easy Parking. Gracias a que su comunicación se realiza a través de Bluetooth, no requiere de la emisión de ningún tipo de radiofrecuencia replicable. La señal Bluetooth funciona de una forma diferente, garantizando que el receptor se comunica únicamente con los usuarios que previamente han vinculado su dispositivo a la puerta. Nadie puede acceder a la misma, ni copiar las señales ni mucho menos hacerse pasar por otro usuario. Las invitaciones se entregan y se retiran a voluntad del administrador de la puerta, lo que garantiza que siempre sabremos quien tiene acceso a la puerta y quien no.

Si quieres olvidarte de averiguar frecuencias, replicar mandos, cambiar pilas, descubrir códigos y reparar puertas prueba Easy Parking y descubre cómo puedes empezar a ahorrar tiempo y sobre todo, dinero.